CATALUNYA, EL GRAN FIBROPARKING DE MUJERES


ACEPTANDO LO INACEPTABLE, LO INMORAL, LO ILEGAL

12 de mayo del 2016

Liga SFC/SSC

Hoy es el Día Internacional de los Síndromes de Sensibilización Central (Encefalomielitis Miálgica/Síndrome de Fatiga Crónica, Fibromialgia, Sensibilidades Químicas Múltiples y Sensibilidad Electromagnética). ¿Tenemos algo que celebrar?

Miles, cientos de miles de mujeres en Catalunya están siendo “diagnosticadas” (lo ponemos en comillas porque no se hace un diagnóstico mínimamente correcto, ni los médicos que lo hacen están formados), mejor dicho, “etiquetadas”, con “fibromialgia”, medicadas con psicotrópicos y se les dice que se “adapten”. O sea, se les aparca.

Catalunya se ha convertido en un Gran Fibroparking.

Desde hace casi 20 años atendemos a personas enfermas por email, Facebook, en charlas y en grupos comunitarios. Y cada vez son más y más mujeres que nos explican: “me dicen que tengo fibromialgia”. Al ser preguntadas en detalle por sus síntomas, todo apunta (muchos somos profesionales sanitarios) a que la mujer que nos está hablando tiene, posiblemente, una o más de estas patologías:

  • Problemas endocrinológicos (¿tiroides?, ¿suprarenales?, etc)
  • Problemas de articulaciones (sobre todo en mujeres que han trabajado en la limpieza)
  • Encefalomielitis Miálgica/Síndrome de Fatiga Crónica (infecciones recurrentes, fatiga extrema, problemas cognitivos, etc)
  • Sensibilidades Químicas Múltiples (dolor, problemas digestivos, problemas de memoria, intolerancia a productos y comida)

Algunas de estas mujeres (desgraciadamente la minoría, ya que hay que recurrir a la privada para esto) que tienen la posibilidad de hacerse las analíticas pertinentes y un seguimiento por un médico que realmente se ha formado en SSC (inmunología, bioquímica, medicina medioambiental, etc), consiguen un diagnóstico correcto y descubren lo que realmente tienen. Algunos de estos problemas de salud, que se han etiquetado como “fibromialgia”, se pueden mejorar mucho y hasta aliviar por completo.

Otros, como la EM/SFC y las SQM, si la persona sabe que tiene una de estas patologías, puede tener tratamientos sintomáticos relevantes y/o hacer cambios en su vida y en su casa para mejorar su salud.

Pero ahora esto no es posible en Catalunya. Con la etiqueta de “fibromialgia” la persona no puede ayudarse ni tener la ayuda necesaria. Y encima, se les receta psicotrópicos (antidepresivos). ¿Para qué? Eso es un gran tema. Pero hay que explicar que los antidepresivos empeoran la EM/SFC (porque interfieren con las ya dañadas mitocondrias) y las SQM (son químicos que el cuerpo no tolera). Y también empeoran muchas otras enfermedades.

Cuando se habla con las mujeres etiquetadas como “fibromiálgicas”, comparten sus dudas sobre su diagnóstico, sobre cómo están siendo tratadas y medicadas. Y, sobre todo, por cómo están siendo aparcadas al margen de la sociedad, del sistema sanitario público y de todo lo que compone una sociedad democrática.

Pero las cientos de miles de catalanas a quienes se les ha etiquetado con “fibromialgia” y no se les está mirando para ver qué problema de salud realmente tienen, ¿están realmente indignadas? Pues no parece.

La administración sanitaria y sus “expertos” en SSC han conseguido no solo aparcar y dopar los cuerpos de tantas y tantas mujeres. También han conseguido colonizar sus mentes.

Hablando con miles de compañeras que tienen la etiqueta de fibromialgia, nos damos cuenta de que la falta de información les ha creado una gran confusión y una normalización de una situación de maltrato y abuso que es inaceptable, inmoral e ilegal. Una mala praxis masiva que se acepta.

Algunas dicen que “por lo menos sé que tengo un problema físico de salud”. Eso quita el estigma cultural con el que se etiquetaba hasta hace poco a las mujeres cuyos problemas de salud y malestares no se querían escuchar ni atender: “los nervios”. Ahora a las mujeres ya no se les “diagnostica” de “los nervios”. Se les etiqueta de “fibromialgia”. ¿Hemos avanzado?

¿Qué quieren hacer estas enfermas mal diagnosticadas sobre esta situación que les está afectando tan profundamente sus vidas y las de sus familias? Nuestra investigadora nos dice que entrevista tras entrevista, la respuesta a esa importante pregunta es….silencio.

Y ¿cómo se van a quejar y denunciar esta situación? Sin la información básica que tiene cualquier paciente sobre su enfermedad, es muy difícil empoderarse, denunciar y organizarse.

Hasta hay algunas, pero pocas enfermas, que defienden a los “expertillos SSC” que diagnostican mal, que abusan y mal tratan a las mujeres. Sí, les defienden con la frase que tanto oímos entre las enfermas SSC: “Bueno, no digo nada porque necesito los informes del Dr X para el ICAM y Benestar Social”. Y también defienden los abusos de estos “expertos” con el peligroso concepto de “el mal menor” (Garcés 2015).

Sí, hasta ese punto hemos llegado en el Gran Fibroparking que es Catalunya.

Y no, esto no está ocurriendo en ningún otro país del mundo. Esto de etiquetar a cientos de miles de mujeres como “fibromiálgicas” no ocurre fuera de aquí. En el Estado español se está comenzando a imitar esta manera de aparcar a las mujeres, pero no ha llegado al nivel de Catalunya.

¿Feliz Día Internacional de los SSC?

(Gracias a nuestro grupo de afinidad por la investigación, observaciones e ideas).

AMAPOLA Y LOS AVIONES:PRIMER DOCUMENTAL EN CASTELLANO SOBRE EL SFC/EM (Producciones Dziga 2009)

Anuncios

Los comentarios están cerrados.