¿Qué te pasa, doctor?


[Si eres médico, te invitamos a que nos des tu opinión anónima y confidencial en los Comentarios de este artículo]

Desde Catalunya vivimos con emoción las gestas que está consiguiendo la Marea Blanca en la Comunidad de Madrid. ¡Han conseguido paralizar el proceso de privatización de los hospitales! Nos quitamos el sombrero y les felicitamos con todo nuestro cariño y admiración.

Llevamos tiempo preguntándonos por qué en Madrid se están consiguiendo resultados de ese calado y en cambio en Catalunya el Govern hace y deshace a su antojo sin que consigamos cambiar un ápice su hoja de ruta encaminada a traspasar los servicios sanitarios públicos a manos privadas, con el falso argumento de que los niveles de calidad son los mismos y que además es más barato.

Seguramente hay muchos factores que influyen, como las diferencias entre los modelos sanitarios de la Comunidad de Madrid y de Catalunya, o como el apasionado debate que hay en Catalunya sobre el derecho a decidir y la independencia. Aunque pensamos que estos dos factores son importantes, queremos introducir un tercero que posiblemente no se conozca tanto: ¿dónde está la movilización del colectivo médico catalán? Durante el par de años de vida de la PARS, plataforma de ciudadanos sin vinculación profesional con el sector sanitario, hemos tenido contacto con algunos sectores profesionales del ámbito sanitario catalán. Hemos ido a acampadas en hospitales, hemos estado en reuniones de grupos de defensa, hemos contactado con asociaciones que llevan muchos años luchando y otras que han nacido hace poco, como nosotros. En ninguna de esas acciones hemos visto una representación significativa de médicos, más allá de honrosas excepciones que a título individual hacen un trabajo excepcional en la defensa de la sanidad pública.

En Madrid sí que los hemos visto. Sólo hay que revisar esta imagen del gran anfiteatro del Colegio de Médicos de Madrid cuando se reunieron en diciembre de 2012 para decidir si continuaban la huelga indefinida. Por cierto, decidieron que sí la continuaban.

Asamblea-Colegio-Medicos-Madrid-huelga-indefinida

Asamblea de médicos en el Colegio de Médicos de Madrid. Diciembre de 2012

¿Alguien se imagina algo parecido en Catalunya? El Col·legi de Metges de Barcelona se limita a hacer declaraciones más o menos contundentes en contra de los recortes, además de introducir el debate de las tasas por ser atendido en la sanidad pública. ¿Esta es la defensa de la sanidad pública que necesitamos del Col·legi de Metges de Barcelona? Desde luego que no.

Hemos visto también a jefes de servicio (todos médicos), más allá de Catalunya, poniendo en jaque al consejero Lasquetty al presentar su dimisión de las Juntas Técnicas y de las Comisiones Técnicas. Se trata de una forma de presión más dentro de su estrategia global, inimaginable por estas tierras.

Pero lo más importante, sin duda, ha sido el nacimiento en octubre de 2012 – no hace ni un año – de AFEM, Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid. Los médicos se organizaron “con el objetivo de defender de forma inseparable los derechos de los médicos y de los pacientes ante los continuos y graves recortes que está sufriendo la sanidad pública”. Y vaya si lo están consiguiendo. Luchan por la sanidad pública en las calles y en los juzgados. Han presentado un mínimo de cinco denuncias y querellas antes los tribunales (nosotros hemos perdido la cuenta). Han conseguido parar el proceso de privatización de los hospitales públicos. Además Güemes y Lamela, ex consejeros de Sanidad, están imputados desde junio de este año por coacciones, delito contra la Hacienda Pública, falsedad documental, prevaricación, cohecho, fraude y malversación de caudales públicos. Ahí es nada.

Sabemos que estos logros no habrán sido fáciles de conseguir. Para superar los problemas financieros, los médicos donaron un día de su sueldo “con el objetivo de recaudar fondos para la lucha por la vía legal contra el plan privatizador de la sanidad madrileña”. Tela, mucha tela.

Y en Catalunya, ¿dónde están los médicos? ¿Por qué no se les oye? ¿Dónde se han escondido? Los profesionales sanitarios con los que hablamos nos lo comentan en privado: el colectivo de médicos no está organizado para la defensa de la sanidad pública en Catalunya, salvo las ya comentadas honrosas excepciones que actúan a título individual. Hace poco más de un año vimos al vicepresidente del Col·legi de Metges de Barcelona (Jaume Padrós) en una conferencia junto con Roser Fernández Alegre (mano derecha del conseller Boi Ruiz) defendiendo la acción de gobierno y argumentando que el problema es que el Govern no ha sabido comunicar bien (un clásico), que hay que aumentar los impuestos indirectos (muy ecuánime, sí señor) y que hay un trato discriminatorio fiscal en Catalunya (ais…). ¿Alguna crítica de fondo a las políticas de Boi Ruiz? Ni una. Padrós habla los 3 primeros minutos de este video:

En otro momento de su intervención, el vicepresidente sale en defensa a Josep Prat Domènech, presidente en aquel momento del Institut Català de la Salut (ICS), que había sido denunciado ante la Fiscalía por la CUP. El Sr. Padrós se queja indignado de “la cultura de linxament que es fa a aquest cony de país que mostra fins a quin punt som un país mediocre en alguns temes”. En el siguiente vídeo se puede ver primero a la Sra. Fernández Alegre defendiendo a Josep Prat, y después, en el minuto 1:51, la defensa del vicepresidente del Col·legi de Metges de Barcelona. No tiene desperdicio:

Seis meses después de estas declaraciones, Josep Prat dimitió de su cargo, la Guardia Civil registró su domicilio, pasó una noche en el calabozo y actualmente está imputado en varios juzgados por presuntos delitos de estafa, apropiación indebida, prevaricación y malversación de fondos públicos.

Por otro lado, el sindicato Metges de Catalunya emite con cierta frecuencia duros comunicados contra la acción del Departament de Salut pero… ¿es suficiente con eso? Pensamos que no. Hasta que los médicos no se den cuenta de que ellos también forman parte de la mercancía con la que otros hacen negocios, no se conseguirá la respuesta necesaria. Esperemos que ya estén viendo las orejas al lobo. El País titulaba hace un par de días: “El hospital Clínic quiere enviar a sus médicos a operar a la privada”.

La ciudadanía necesita al colectivo médio para defender la sanidad pública en Catalunya. Sois un pilar básico. Sin vosotros es muy difícil, por no decir imposible, conseguir objetivos de calado que frenen los recortes, la pérdida de derechos y la privatización “a la chita callando” que está llevando a cabo Boi Ruiz, que favorece económicamente sólo unos pocos a la vez que descompone los derechos básicos de la ciudadanía.

¿Qué te pasa, doctor? ¿Por qué no te unes a la defensa de la sanidad pública? La ciudadanía os necesita. Os seguimos esperando. Pero no tardéis mucho en llegar, no hay mucho tiempo más. Vuestros compañeros (técnicos, enfermeros, administrativos…) os lo agradecerán. Y la ciudadanía de Catalunya también. Estamos seguros de que hay muchos médicos que no se encuentran cómodos con la falta de acción de su colectivo.

¿Eres médico? Te invitamos a que enriquezcas este debate dándonos tu opinión anónima en los Comentarios de este artículo. Queremos saber tu opinión, tus motivos, tus inquietudes…

35 Respuestas a “¿Qué te pasa, doctor?

  1. Buen artículo, felicidades. Lamentablemente el efecto contagio es difícil sobre todo por las diferencias de modelo, como bien apuntáis. La unidad del colectivo médico es muy compleja puesto que existen condiciones laborales dispares y aquello de la solidaridad se aplica únicamente enviando tuits…No obstante, también hay logros remarcables, como la anulación de la privatización del CAP l’Escala en la que intervinieron profesionales, pacientes y sindicatos. El Col·legi de Metges tiene una posición titubeante, en especial en lo que hace referencia a los procesos de privatización. Por algo será. Sin duda su relación con empresas sanitarias tiene algo ver. Respecto al Sindicat de Metges de Catalunya, creo que hacen un papel digno, son contundentes y claros en los mensajes y mantienen una línea firme de defensa de la sanidad pública. Lo intentaron hace dos años con una huelga de dos días pero se quedaron muy solos. Entonces nadie le veía las orejas al lobo, ahora posiblemente sería diferente.

  2. Los medicos en Catalunya estan profundamente implicados en el modelo sanitario inventado por Trias, tan implicados que en su mayoria son titulares de empresas sanitarias, gestionan CAPs o en otros casos juegan con el doble rasero de trabajar al mismo tiempo en la pública, en la privada y en su consulta privada, mientras la administración mira para otro lado. Trias lo vió claro desde el principio, creando un pesebre para los médicos al margen de losd emás profesionales sanitarios

    • Como en todo, no se puede generalizar. Los hay que gestionan empresas y que trabajan en los dos circuitos (público y privado) pero no son todos ni muchísimo menos son mayoría.

      • Y por qué, siendo mayoría los que no están en los dos circuitos, no alzan la voz y se movilizan?

        • ¿Y quiénes les siguen? A diferencia de Madrid, aquí los pacientes no parecen estar muy por la labor. Desde 2011 han habido muchas movilizaciones y han ido de más a menos. Y no olvidemos que no son solo los médicos, Enfermer@s, auxiliares…también deben participar de la movilización.

          • Lo cierto es que, a pesar de que en Cataluña hay médicos implicados en la pública pero pocos, la patronal comprendió desde el principio que la sanidad se basa en el servicio médico, el resto es hostelería, el paciente busca un nombre y un médico, nunca una determinada enfermería, y desde un inicio creo su pesebre, para ello Prats, Bagó, Grupo Sehrs, patronales sanitarias, etc. todo a cargo del estado y siempre defendiendo la gestión privada pero con nuestro dinero, estoy pensando en Via por ejemplo o privatizando el clínico con Barnaclínic. O contratando amigos sin que vayan a trabajar como en St. Pau. Podriamos profundizar en cada uno de los temas………

  3. Médico Madrid

    Soy médico de Madrid muy implicada en la defensa de la sanidad pública.
    Si los médicos no se implican no hay nada que hacer, pero al margen del Colegio (que aquí es un desastre y está muy politizado también), al margen de sindicatos y de diversas organizaciones ya bien apoltronadas y que son parte de lo mismo. Hacen falta MÉDICOS INDEPENDIENTES unidos en defensa de sus pacientes que es la defensa de la Sanidad Pública.

  4. Buenas tardes
    Soy médico, de Madrid y pertenezco a AFEM
    Hace un año nosotros tampoco hubiéramos pensado que fuera posible todo el movimiento de Madrid, mucho menos la union de tantos médicos con un objetivo común, pero la privatizacion fue la gota que colmó el vaso de nuestro aguante
    Unicamente señalar que lo conseguido ha sido por los medicos, resto de profesionales no sanitarios y por la ciudadania. Desgraciadamente no ha habido ninguna institución q claramente se manifestara con nosotros
    Mucho animo, mucha suerte y gracias
    Un abrazo

    • Hola: te agradecería que cuando te refieras a tod@s los que hemos participado de la lucha antiprivatización sanitaria, NO dijeras Médicos y resto de personal no Sanitario; porque SANITARIOS como vosotros ,los médicos, somos las Enfermeras(muy luchadoras,por cierto) y Auxiliares ,que hemos participado en gran número en esta lucha. Vosotros sólos no lo hubierais conseguido. Daros cuenta que somos mayoria de enfermeras sobre médicos. aGRADECIDA .aTENTAMENTE. uN SALUDO!

  5. Si está hecho como provocación, este artículo me parece de una gran torpeza, nos deja más divididos como ellos quieren…
    Vamos a ver yo he participado y participo activamente en las movidas, algunos de vosotros me conocéis y estoy agotado, primero y sobre todo POR LA ESCASA RESPUESTA CIUDADANA y ya han pasado 3 años desde que empezaron las bofetadas y de aquella manifestación en la Plaza St Jaume en la que reunimos unos 20.000 profesionales, sí profesionales, porque allí el 99% éramos profesionales, en las siguientes ya hubo apoyo del resto de la ciudadanía pero no lográbamos ni 40.000 personas según recuentos oficiosos. la gente del grupo al que pertenezco hemos dado charlas en múltiples lugares: para la gente del 15M, AAVV, entidades culturales…pero la cantidad de ciudadanos siempre por debajo de lo esperable. No me vengan ahora con milongas de que los profesionales no hacemos nada. Cobramos menos que los de otras CCAA y eso ya quedó demostrado por entidades profesionales DE FUERA DE CATALUNYA. Muchos, más de los que ahora queréis admitir, no estamos comprometidos por el modelo del Sr Trias, que por cierto, no era suyo. Estamos comprometidos con la asistencia a los usuarios, pero en la base, las cúpulas, como todas, están comiendo en la mesa del conseller y ahora os queréis empeñar en ver sólo a los que están sentados a la mesa, el resto “miramos por encima del hombro”.
    Claro que siempre es más fácil echar la culpa al vecino, siempre hemos jugado el juego de que no es responsabilidad “mía” y así nos ha ido. ¿Cuántos ciudadanos éramos en las reuniones de la FAV del 2006 intentando luchar para evitar que conviertieran el ICS en empresa pública? ¿cuántos éramos poco antes para evitar el decreto de “territorialización de sanidad?¿cuántos fueron a entregar las firmas al Parlament?
    La gran diferencia con Madrid, que ojalá salga bien por el bien de todos, es que allí han intentado hacer en dos años lo que aquí han hecho durante 23 y de forma paulatina y gradual, no de golpe y porrazo, aquí el sector privado ha sido tradicionalmente y no por casualidad, mucho más potente que en Madrid y la pésima e injusta gestión de lo público lleva maltratando al personal más de 20 años y muchos profesionales no conocen otra gestión de lo público que la intencionadamente pésima que se ha hecho aquí. Los profesionales hemos estado siempre silenciados y ninguneados por sindicatos (sí, he dicho sindicatos que nos han utilizado siempre como moneda de cambio), por el colegio de médicos (miren durante esos 25 años los apellidos de algunos del colegio de médicos de Barcelona y verán como van entrando y saliendo de la conselleria con cargos). La poca esperanza de los profesionales en la ciudadanía ha sido tal que sólo en una zona gestionada por el ICS, la Metropolitana Nord, unos 100 profesionales están implicados en 3 recursos contencioso administrativos contra la politica sanitaria de la empresa puestos en el 2011, porque no esperábamos un gran apoyo social, como somos unos privilegiados.
    Pero recuerden, quienes se saltan muchas de las presiones para que no gastemos, somos los profesionales para evitar un daño mayor a los usuarios.

    ¿qué pasa con los médicos en Catalunya? después de muchos años de activista y los últimos 3 muy activos, yo digo:

    ¿qué pasa con la ciudadania en Catalunya?

    Acabo, no quiero dar más satisfacciones al conseller si nos esta leyendo, divididos le gustamos mucho más.

    • A mí me da la sensación de que este artículo pretende hacer una llamada al levantamiento de los estamentos profesionales de la sanidad catalana, de la misma manera que en este mismo blog leo llamamientos al levantamiento y la participación de la ciudadanía para parar el expolio sanitario.

    • No soy profesional de la sanidad. Escribo como ciudadana y usuaria de la sanidad pública. Respeto profundamente tu comentario, pero al leerlo me ha venido a la mente eso de “la pescadilla que se muerde la cola” y el “unos por otros la casa sin barrer”. He estado en alguna movilización por la defensa de la sanidad pública y mi primer pensamiento fue ¿dónde están las batas blancas? No entendí que los profesionales no estuvieran allí, en masa, abanderando el acto, como lo había visto por la tv en Madrid. Y al igual que a ti con la falta de respuesta ciudadana, a mí me desmotivó la escasa presencia de profesionales sanitarios haciendo piña para movilizar a la ciudadanía. Y pensé que los ciudadanos, sin la implicación mayoritaria de los profesionales, nada podíamos hacer. Tienes razón en que falta movilización ciudadana, pero quizá, si estamos hablando de defensa de la sanidad pública, les toque a los profesionales sanitarios tirar del carro -y no al revés- para movilizar a los ciudadanos, dando ejemplo con su presencia mayoritaria en la calle, mostrando unidad, determinación y trasmitiendo el mensaje al ciudadano “de tú a tú” sobre la necesidad de apoyo mutuo para avanzar en esta lucha que implica una defensa de intereses para ambas partes. Por eso, desde mi punto de vista, pienso que este artículo es totalmente procedente y que sin la movilización mayoritaria de los médicos difícilmente se conseguirá ese apoyo ciudadano al que te refieres.

      • Totalmente de acuerdo contigo, Paula.
        Soy médica y nuestro colectivo se está comportando de manera mayoritaria de forma cobarde.
        Aunque los que nos movilizamos en seguida somos señalados por las direcciones y gerencias de nuestro centro.
        Muchos trabajamos en la concertada y en centros ya privatizados aunque sigan viviendo de las arcas públicas. Y no es sencillo defender la sanidad pública desde ese lugar, aún así algunos lo hacemos.
        Otro obstáculo que veo es la de horas y horas que trabajamos con mucha dificultad para conciliar la vida familiar. Si al llegar a casa seguimos luchando, desatendemos a la familia (lo digo como una explicación más, no como una justificación, eh!).
        En fin, que espero que la PARS tenga mucho éxito en sus objetivos.
        En nuestro centro (de gestión privada y constituido como fundación que no tiene ni porqué rendir cuentas del dinero público que recibe) pensamos contactar con la PARS para que nos oriente.
        De momento ha estamos vigilando la manipulación que se hace con las listas de espera.
        Ánimos!

    • Luis, muchas gracias por tus reflexiones. Todas son bienvenidas, también aquellas de las que se desprende un cabreo supino por lo que hemos dicho. Nos ayudas a entender mejor lo que pasa y a seguir construyendo (o al menos lo intentamos, aunque sea con “torpeza”).

      No creemos que entrar en el debate de si primero fue el huevo o la gallina nos lleve a algo positivo. Es cierto que la ciudadanía catalana no se está movilizando como nos gustaría (aunque desde esta plataforma lo intentamos desde hace tiempo). Bueno, sí que se moviliza cuando el aparato de la Generalitat se pone en marcha y se ayuda infamemente de medios de comunicación públicos como TV3 y Catalunya Radio ayudados a su vez por otros medios de comunicación privados. Así nosotros también montamos una cadena humana a favor de la sanidad pública con éxito rotundo. Pero eso es harina de otro costal. Volviendo al tema, pensamos que hay diferencias entre la ciudadanía en general y un colectivo profesional como el de los médicos que creemos que son muy importantes.

      Por un lado, la ciudadanía no tiene los conocimientos del funcionamiento interno de la sanidad pública. Lo decimos con conocimiento de causa. La Pars lleva 2 años en marcha (somos ciudadanos que no conocíamos en absoluto el sistema sanitario catalán) y todavía nos quedan muchas lagunas sobre los intríngulis del sistema. Los médicos (igual que muchos otros sectores profesionales sanitarios) lo conocen por dentro y tienen más criterio que nadie para saber qué se está haciendo y deshaciendo y qué consecuencias tienen las decisiones de los políticos. Y no sólo por conocimiento, sino porque los médicos tienen mucho poder en el sistema sanitario, forman parte de su estructura organizativa – en muchas ocasiones en puestos de alta responsabilidad – y es el sector profesional que más capacidad de influencia tiene. La ciudadanía, a la que llamamos a la atención en muchas ocasiones, por supuesto que también tiene influencia, pero necesita saber lo que está pasando y que alguien independiente le guíe. A modo de ejemplo, La Pars lleva dos años intentando saber cómo llegan las órdenes de Boi Ruiz a los centros de salud y qué instrucciones tienen, pero no hemos conseguido nunca saberlo. Quizás lleguen por correo electrónico, pero la opacidad del sistema es tal que nos hemos visto incapaces de saberlo. Sólo se puede saber si estás dentro del sistema sanitario. Sabemos que hay médicos (y otros profesionales sanitarios) que se saltan las órdenes para no perjudicar al paciente, y valoramos su generosidad y valentía (quizás lo hemos hecho en privado, pero esta vez lo hacemos en público). Pensamos que esa “insumisión” es un buen primer paso, pero que si se queda en actos individuales, no servirá para parar la apisonadora del poder político y económico.

      Por otro lado, queremos expresar que la situación ha cambiado mucho desde hace unos años (a los que haces referencia en tu comentario). Una parte significativa de la ciudadanía ya no está embobada, sino que está al tanto de lo que pasa, tiene ganas de informarse y de participar. A esto hay que añadir que los métodos de resistencia y lucha actuales son distintos a los de hace unos años. Las estructuras tradicionales (sindicatos, colegios de médicos…) ya no sirven porque están tan corrompidas como el propio sistema. Como dice Médico de Madrid en otro comentario, debe surgir algo nuevo, algo que ilusione, profesionales independientes que tengan la valentía de organizarse, informar de lo que realmente pasa dentro del sistema y plantar cara no sólo en privado (que ya lo hacen saltándose órdenes a título individual) sino en público. AFEM nació con ese espíritu. Los resultados ya los conocemos.

      Estamos convencidos de que el colectivo médico está plagado de profesionales que estarían dispuestos a hacerlo si se organiza algo nuevo e independiente, y no sólo las honrosas excepciones que decíamos en el artículo entre las que te encuentras tú.

      Gracias de nuevo.

      • De acuerdo contigo también, Rosapars.
        Los medicos establecemos relaciones de absoluta confianza con los pacientes, así que si nos lo propusiéramos podríamos movilizar a ellos y a sus familias sin problemas.
        Muchos hacemos nuestras pequeñas insumisiones diarias, defendiendo a nuestros pacientes. Y en cada centro, nos conocen perfectamente. Somos retirados de los órganos de poder pero, a la vez, somos referentes para el resto del personal por nuestro código ético. Nos buscan para intervenir en su propia salud y en la de sus familiares.
        Algunos están en órganos de poder pero, salvó honrosas excepciones, el resto prefiere calentar la silla para no tener problemas.
        Los médicos sabemos que si habláramos más de lo que ocurre puertas adentro: los ciudadanos saldrían indignados a la calle.
        Ánimo PARS!

    • Soy médico y estoy completamente de acuerdo contigo, cuando los médicos nos manifestábamos y advertíamos de lo que se estaba pasando, lamentablemene la ciudadanía miró hacia otra parte….

  6. AQUI CASI TODO EL MUNDO ES DE UNA MUTUA ES COMO SI FUERAS UN BICHO RARO SI VAS A LA PUBLICA PERO CUANDO TIENEN PROBLEMAS GRAVES ACUDEN A LA PUBLICA YO EN MI CASO SIEMPRE HE DEFENDIDO LA SANIDAD PUBLICA Y SIEMPRE HE SIDO BIEN ATENDIDA POR PARTE DE TODOS LOS PROFESIONALES. CUANDO DIGO PUBLICA ME REFIERO A LA SEGURIDAD SOCIAL Y DEBEMOS DEFENDERLA TODOS PROFESIONALES DE LA SANIDAD ASI COMO LOS USUARIOS

  7. La cuestión es la unidad y la representación adecuada. Los 2 grandes sindicatos (que forman parte del sistema) no pintan nada en el cuerpo médico y solo algo en cuerpos auxiliares sanitarios. La educación en cambio, se la han cargado porque el profesorado no ha respondido como debía. Los médicos (a pesar de algunas organizaciones) y sanitarios han funcionado al unísono y con el apoyo de la ciudadanía que -esta vez- no se ha tragado las descalificaciones que desde el poder se hacen habitualmente. Ánimo y a pelear.

  8. Como miembro de AFEM, os doy las gracias por el articulo.
    Los médicos siempre hemos sido poco dados a la movilización y la huelga, pero habiamos llegado a un punto de no retorno, esto era lo que habia que hacer, por eso lo hemos hecho.
    Solo una cosa, si se quiere, se puede, ya lo creo
    ANIMO!!! y SUERTE

  9. Soy miembro de AFEM
    Lo que se ha conseguido en Madrid es fruto del trabajo de muchos; sobre lo que decis de la ciudadanía, es esencial su colaboración,por eso hemos estado dando charlas en los centros cívicos, explicando a los pacientes en que consiste el Plan Privatizador, y porque pensabamos que debiamos oponernos; por eso las Mareas Blancas, han sido un exito. HACED LO MISMO!!

  10. Pingback: ¿Qué te pasa, doctor?

  11. Javier. Galicia

    Enhorabuena por esta iniciativa.
    Lo que está ocurriendo con la sanidad pública refleja el deterioro institucional. Por un lado, los “atacantes”, el Gobierno que ataca nuestros derechos como profesionales, trabajadores, pacientes… y como personas.
    Por otro, el deterioro de quienes institucionalmente podrían canalizar todo el malestar existente y tratar de establecer un poco de sensatez frente a la chulería de tantos Lasquettys y demás, incluyendo tanto gerente hospitalario como hay. Me refiero a los sindicatos pero, sobre todo, a los Colegios Médicos. Y he ahí que a la máxima autoridad colegial, el Dr. Rodríguez Sendín, le faltó tiempo para hacerse una foto bochornosa en compañia del Sr. Rajoy aplaudiendo la estupidez pepera en materia sanitaria.
    En cuanto a Galicia, el Colegio es un instrumento de recaudación de ayudas y cuotas para dedicarlas a dar sus máximas distinciones a personajes pintorescos, a repartir regalos a niños no necesitados el día de los Reyes Magos, a celebrar comilonas multitudinarias el día de la Patrona, etc. Y también, eso sí, a aplaudir con las orejas las medidas “eficientes” del presidente de la Xunta en forma de un pretendido asesoramiento firmado.
    En Galicia no tenemos aún marea blanca. Sólo conocemos mareas negras de chapapote o de cenizas de incendios.
    Hay otra cosa que me gustaría señalar. Sorprende que jubilen a todos los médicos de la sanidad pública al cumplir 65 años y al rey lo opere un joven de 71 traído de Rochester, alguien incapacitado para pertenecer a la plantilla de cualquiera de nuestros hospitales del sistema público. Tal vez por eso hayan ido a la Quirón

  12. Soy medico de la sanitat catalana,y estoy muy de acuerdo con el articulo, debemos implicarnos mas y movilizarnos, por supuesto sin contar con el COMB siempre se ha caracterizado por no apoyar el colectivo al que supuestamente representan. Pero no es excusa para sentirme en cierta manera avergonzado y con envidia de la marea de Madrid . Con los nuevos recortes será el momento de iniciar una movilización de verdad.

    • Soy médica de la sanitat catalana.
      Los colegios de médicos están llenos de cargos con intereses en la sanidad privada. Qué sanidad pública van a defender? No la defienden con las uñas, que es cómo debe defenderse. Sin ambigüedades.
      Respecto a los sindicatos, en mi caso siempre he recibido ayuda tanto jurídica como formativa. Ninguna queja (hablo de un sindicato de clase). No concibo que el tema se pueda arreglar defendiéndolo solo desde el punto de vista de los sindicatos de médicos.
      Si el enfermero, la técnica, el auxiliar, la celadora o el administrativo no mejoran sus condiciones de trabajo, yo tampoco concibo progresar como médica. Y mucho menos, dar una asistencia como la población merece.

      • Estoy de acuerdo, el papel de los sindicatos y de los ciudadanos es dificil debido a su poca implantación y a la opacidad de la información. Es cierto que en Madrid han querido hacer en 2 años lo que nos han hecho a lo largo de los mandatos de CiU y luego del tripartito (actuaron igual). Ahora ha acabado el tiempo de hablar y debemos implicarnos para acabar con los privilegios de los que estan hundiendo la sanidad pero se aprovechan de su sistema (Quiron-Dexeus-Teknon) o colocando a sus amigos, amantes o familiares en cargos y carg

        • Lo siento el mensaje se corta.
          Me refiero a los organigramas que podemos consultar, como por ejemplo en Bellvitge. No olvidemos las contrataciones fraudulentas, las externalizaciones de servicios llamados auxiliares (ver externalización del catering en Navarra), y sobre todo la gestión de quienes prefieren pagar indemnizaciones por la muerte de pacientes a invertir en el sistema. 150.000 en Arnau de Vilanova antes de ayer¡¡¡
          Ha acabado el tiempo de hablar, debemos mobilizarnos

  13. Juan Antonio García Pastor

    En lo que a mí acontece, podría decir que sigo con lo que Juan Irigoyen llamaría: “microdesobediencias”.
    Procuro que en mi entorno no se destruya más de lo que se ha destruido por mi actitud y mi comportamiento. Me autopromuevo, me autoexploro, me automantengo y me automejoro.
    Quiero seguir siendo médico de familia y cumpliendo con dicha misión con todas sus consecuencias y no desfallecer ante los intentos organizativos que van en contra de este fin, de esta visón y de estos valores.
    Que recuerden nuestras gerencias que en sus paredes cuelgan sus pasquines de misiones, visiones y valores y que han firmado públicamente y si lo exhiben juntos a sus certificados de calidad, es para que todos (ellos y nosotros) lo recordemos.
    Seguiré adelante con todo aquello que mi rol y perfil profesional marca como compromiso, responsabilidad y sentido del deber. Quiero seguir siendo honorable e íntegro.
    En definitiva, quiero seguir recorriendo el camino de la excelencia.

  14. Pingback: Què et passa doctor? | FoCAP

  15. Me gustaría saber que posición tiene la PARS respecto a la contratación fraudulenta de tantos médicos que asisten como especialistas a la población en los hospitales de Catalunya pero sin tener un título oficial homologado de especialista en nuestro país.

  16. Bueno, y el resto de compañeros de la profesión también!

  17. Francisco Alguacil

    Vuestro artículo me parece muy bien enfocado y bien estructurado. Soy médico de atención primaria hace más de 25 años, conozco algo el tema de los sindicatos y el del colegio de médicos, y no tengo respuesta a vuestra pregunta. El colegio es feudo convergente, y lo es la persona que mencionáis, y no tienen una función más clara que vivir del cuento. De ahí que sea obligada la colegiación. Los sindicatos han perdido sus referencias, se han domesticado, y no morderán la mano que les dá de comer.
    Los médicos estamos muy descontentos, y en todos los planos, tanto el laboral como el profesional; pero no tenemos la masa que nos una, sobre todo en primaria. La empresa sabe que uno a uno no tenemos poder, y nos está aplicando la doctrina del shock. Todos sabemos que ya no sirve protestar porque te oyen; pero no te escuchan. Muchos sabemos que sólo si les torcemos las cuentas y sus objetivos políticos y económicos, empezarán a escucharnos; pero eso plantea enormes dudas éticas.
    En sanidad, el cambio también deberá venir de abajo arriba y deberá ser muy transversal y muy mayoritario para poder ser eficaces; pero yo sigo sin tener la respuesta a vuestra pregunta. Es como cuando visitas a un enfermo y revisas los síntomas, los tienes claros; pero no sabes lo que tiene. Me siento indignado y atento a lo que podamos hacer; pero también estoy en shock.

  18. Pingback: Los médicos convocan una huelga indefinida y Salut rectifica en menos de 4 días | Plataforma de Afectadas por los Recortes Sanitarios - La PARS

Deja tu comentario. Sólo hace falta que pongas un nombre, no el correo electrónico.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s